sabato 30 aprile 2011

Omara Portuondo y Chucho Valdés regresan con disco renovado (+ Video)


“Una relación de amor a través de la música” es la que establecen los músicos cubanos Chucho Valdés y Omara Portuondo, tal y como muestran en su nuevo disco juntos, “Omara y Chucho”, donde ambos, catorce años después de su primera colaboración, recorren temas clásicos de la música cubana y latina
Se trata de “un trabajo muy romántico y nada empalagoso”, explica Omara, algo que comparte Chucho, quien piensa que “hacía falta un disco de este tipo. Un trabajo de versiones de canciones muy conocidas, para suavizar el ambiente, que está muy recargado de volúmenes, de ruidos, y de electrónica”.
Sobre la decisión de retomar la canción “Si te contara”, que ya habían grabado para el álbum “Desafíos” de 1997, Chucho comenta que la nueva versión es “más profunda y más intima”, porque es precisamente intimidad lo que creen que aportan a estos temas clásicos, títulos como “Claro de luna”, “Esta tarde vi llover”, “Huesito” o “Me acostumbraste a estar sin ti”.
“La primera vez que vi a Omara”, cuenta Chucho, fue “cantando junto a Frank Emilio Flyn”, a quien considera “el más grande pianista de acompañamiento que ha tenido Cuba”.
Desde ese momento, soñó “con cantar junto a Omara” y quiso ser Frank Emilio en ese mismo instante. Un sueño que cumplió con “Desafíos” y que consuma en “Omara y Chucho”. En este sentido, Omara precisa que desde el primer día en que lo vio con su padre, Bebo Valdés, quedaron “unidos para siempre”.
Esta misma primavera inician juntos una gira de conciertos por Europa, que tendrá 14 fechas. En España habrá una única actuación, en el festival La Mar de Músicas de Cartagena (Murcia).
Por otro lado, la cantante se moverá este año por Latinoamérica con el grupo BuenaVista Social Club y Chucho seguirá con la gira de su disco en solitario “Chucho’s steps”, además de participar en diferentes festivales de jazz.
“Siempre intenté hacer lo que mi padre me dijo”, cuenta Chucho. “Cuando tenía 9 años -prosigue- me preguntó si iba a estudiar música y si lo hacía, que me lo tomara bien en serio”.
El pianista cree que así lo hizo, como lo prueban sus colaboraciones juntos, a lo que ha de añadir su próximo nombramiento el 7 de mayo como doctores “honoris causa” por la Universidad de Música Berkeley (Boston), un hecho que todavía le “cuesta creer”.
Por su parte, Omara explica que sus padres le dijeron, que “iba a ser una gran artista cubana y llevaría la música de la isla por todo el mundo”.

Share