giovedì 18 dicembre 2014

Thiving Guerra y Caribe Girls feat. Juan Guillermo - El Creyente (PROMO 2014)

Thiving Guerra y Caribe Girls


Caribe Girls, despues de la reciente gira por Europa, celebrara los 15 anos de carrera con un espectaculo que se llama "La vida va a cambiar" hoy jueves 18 diciembre en el teatro Lazaro Pena, bajo la direccion artistica de Lazaro Caballero. Invitados al espectaculo Elito Revé, Charanga Habanera, Juan Guillermo, Havana Show.
Caribe Girls en el 2015 esta preparando un nuevo disco, con la produccion de David Calzado y presenta el primer tema promocional, "El Creyente" con la partecipacion de Juan Guillermo.



                                                                      ComScore




mercoledì 17 dicembre 2014

Maikel Dinza & Soneros de la Juventud - Casual (VIDEOCLIP 2014)

Maikel Dinza


Maikel Dinza estrena su primer videoclip con los Soneros de la Juventud, el proyecto que habia dejado en una esquina en el tiempo de su estancia en la orquesta de Manolito Simonet y que ahora quiere promocionar. "Casual" es el primer tema que estrena y por lo que me contò Maikel, hay otra version con la partecipacion de Mayito Rivera.



   



Timbalaye - Lola (VIDEOCLIP 2014)

Timbalaye


Nuevo grupo de rumba cubana presenta el videoclip del tema "Lola":



   



lunedì 15 dicembre 2014

Cabaret Tropicana - Aniversario 75 años (VIDEO 2014)

Cabaret Tropicana Havana (Cuba)

El mitico Cabaret Tropicana celebra 75 años con eventos especiales. La television cubana presenta un programa con la celebracion del aniversario.


                                          


Tropicana: El Cabaret y la leyenda (Fuente: www.cabaret-tropicana.com)

Desde de los albores del siglo pasado, a la entrada del municipio habanero de Marianao y lindando con la línea del ferrocarril Zanja-Mariano encontramos Villa Mina, hermosa posesión suburbana propiedad de Regino Truffin, ceñida por un lujurioso bosque tropical y marco de ensueño para un cabaret que es todo una leyenda en la historia de los espectáculos musicales del orbe y que un día fuese llamado "el night club más atractivo y suntuoso del mundo"; nos referimos al mítico Tropicana.
A finales de la década del 30, Mina Pérez Chaumont, viuda de Truffín, decide el arriendo de la propiedad a un grupo de empresarios encabezados por Víctor de Correa, quienes deseaban montar un night club. El coreógrafo y director de espectáculos Sergio Orta es quien sugiere el nombre de Tropicana, inspirado en la melodía homónima del compositor y flautista Alfredo Brito, estrenada en el mismo lugar, y con esta denominación es que se da a conocer a partir de las festividades del fin de año en 1940; justamente un año atrás la joven boíte de nuit había abierto sus puertas la misma noche de San Silvestre. Correa, conocedor del giro por haber tenido negocios similares, logra hacer de aquella apertura todo un éxito; incluso su esposa, la tonadillera Teresita de España, figuró como atracción en los primeros espectáculos que allí se presentaron.
Rápidamente Tropicana conquista el favor de los más selectos y pudientes. El embrujo de la noche cubana, su firmamento estrellado, la tibia luna del trópico, la música caliente y lánguida, esas deslumbrantes mujeres (lo mejor de las mulatas cubanas, así ha sido reconocido) y el exuberante jardín aportaban al visitante la sensación de estar en un mundo irreal de exótico esplendor.
La presentación de la revista musical Congo Pantera, constituiría un hito durante la década del 40. Semejando la caza de una pantera en Africa se vinculó por primera vez el show a la vegetación circundante; los bailarines aparecen entre el rico follaje de las plantas; el uso de la luz sobre las mismas cobra importancia; y la propia pantera, interpretada por Tania Leskova, irrumpía ante todos descendiendo de un majestuoso árbol.
El director de esta producción fue David Litchin, que provenía junto con la Leskova del célebre Ballet Ruso de Montecarlo.
En esta oportunidad también se contó con la participación del afamado músico cubano Chano Pozo. El aporte artístico de populares figuras extranjeras como Josephine Baker, Tongolele, Xavier Cugat y Los Chavales de España tampoco se hizo esperar. Otro tanto ocurriría con cubanos no menos famosos, tal es el caso de Rita Montaner "la única", Ignacio Villa "bola de nieve" y el propio Alfredo Brito. Además ya Tropicana también se conocía como el "casino más hermoso del mundo", más adelante como "Montecarlo de las Américas".
Al final de la década aparece en el ámbito Martín Fox, bolitero* proveniente del interior del país, le llamaban "el guajiro Fox" . Como gente nacida y criada tierra adentro, adorada la vegetación, convirtiéndose en su más ferviente celador. No contaba con preparación alguna, pero sí con audacia y sólidas relaciones con los grupos más solventes. Estas condiciones provocaron que en pocos años destronara a Víctor Correa y que, junto a Alberto Ardura y Oscar Echemendía, conformara la trilogía empresarial que haría de Tropicana uno de los cabarets más famosos del continente.
En las postrimerías de 1949 el señor Fox comienza a transformar el centro con el concurso del joven arquitecto Max Borges Recio, hijo de Max Borges del Junco, de igual profesión y propietario de la compañía constructora encargada de la ampliación y remodelación de Tropicana. El primer fruto de esta unión lo constituyó la bailarina estilizada "larga, larga como una tentación y fina como un deseo, la cual haciendo unas preciosas puntas parece girar sobre un espejo de agua"1, como indicara una publicación de la época. Fue fundida en piedra artificial por la ya reconocida escultora cubana Rita Longa y asentada en 1950 a la entrada del cabaret.
El golpe de estado del 10 de marzo de 1952 desencadenaría la apoteosis del juego en Cuba que llegó a ser denominada "Isla del Juego", y la misma Habana reconocida como "Las Vegas del Caribe". Martín Fox, consciente del papel que desempeña Tropicana como casino insignia, se adelanta a los acontecimientos construyendo el nuevo salón techado Arcos de Cristal, para hacer presentaciones en noches invernales o de lluvia, y se proyecta la nueva imagen del clásico Bajo las Estrellas, exquisita terraza a cielo abierto que ya había conquistado para Tropicana el sobrenombre con el que aún se le conoce: "Un paraíso bajo las Estrellas" Uno de sus principales atractivos lo constituiría la famosa "araña" o "insecto surrealista", como también se le ha llamado al original diseño que preside la escena y que se dice fuera inspirado en la firma de su propietario, cuestión muy probable por el peso decisivo que tuvieron sus ideas en todo el proceso de remodelación. La Fuente de las Ninfas, delicado grupo escultórico concebido por el artista italiano Aldo Gamba y que desde principios de siglo adornara el exterior del también renombrado Gran Casino Nacional, se integra a los jardines de Tropicana en 1952, año en que también es ampliada la cocina central. En este caso la floresta fue respetada de tal forma que aún hoy usted se sorprende ante la presencia de robustos troncos de árboles vivos asentados en canteros mínimos dentro de este recinto, preservándose en los techos el espacio requerido para que las ramas salgan al exterior. Este mismo fenómeno aún puede observarse en el recibidor del cabaret y dentro del también afamado Arcos de Cristal.
"El ejemplo más logrado de la arquitectura de los cincuenta, en lo representativo de la significación estética de la naturaleza tropical utilizada dentro del contexto arquitectónico es el salón Arcos de Cristal del cabaret Tropicana, Premio Medalla de Oro del Colegio Nacional de Arquitectos de 1953. La arquitectura se reduce a ligeros arcos de cubierta cuya forma queda adsorbida por el predominio de la exuberante naturaleza en una síntesis integrativa que asimila el casco originario de una vieja finca suburbana" 2 , ha afirmado el destacado arquitecto Roberto Segre. Para recrear la bóveda celeste en pleno campo (pretensión máxima del propietario) se pintó todo el local en colores oscuros y se iluminó fuertemente la arboleda del exterior que invade a su vez el interior poco alumbrado a través de cristales transparentes que cubren los espacios resultantes de la intersección de uno y otro arco. Evidentemente, como reflejó la crónica de la época, Arcos de Cristal constituyó una concepción arquitectónica única en su clase.
El juego en Tropicana no se circunscribía a la ruleta o las cartas; allí había hasta una línea telefónica directa para apuntar números en la lotería de Miami, Estados Unidos. En 1954 ya se ha ampliado la sala de juegos, emplazada donde hoy se encuentra el restaurante Los Jardines. Se dice que fue dedicada a la jerarquía del gobierno de Fulgencio Batista, muy asidua a jugar. Imposible dejar de mencionar las llamadas "palas", hombres y mujeres de buena apariencia, elegantemente vestidos, con aparente amplio manejo del dinero, pero que realmente funcionaban como señuelo para incitar a los demás al juego. Podían ser extranjeros y eran contratados por el propio cabaret. En esta etapa también fueron ampliados la cafetería y un salón de juegos más modesto, aledaño a ella, donde, entre otras cosas, se encontraban las máquinas traganíqueles o "ladrón de un solo brazo", como popularmente se les conocía. Originalmente en este sitio estuvieron situadas las caballerizas y perreras pertenecientes a la familia Truffin.
Durante la década del 50 la nota más sobresaliente estuvo en los espectáculos. "Fue Tropicana", según revista Show de mayo de 1955, "el primer cabaret de Cuba que descubrió el imán de las grandes producciones y fue Rodney el primero a quien cabe el orgullo de haberlas mostrado con triunfal acogida" 3. Rodney, cuyo verdadero nombre era Roderico Neyra, fue para la prensa especializada de esta etapa el mayor y mejor pagado coreógrafo y director artístico de Cuba. El "mago Rodney", como se le conocía, asombraría a quienes visitaban Tropicana con sus deslumbrantes espectáculos, entre los que sobresalen: Omelen Ko, La viuda alegre, Primavera en Roma, Casa de té, Fantasía mexicana, Seis lindas cubanas y muchos más que contaron con el aporte artístico de Rosita Fornés, Celia Cruz, Olga Guillot y el dúo Celina-Reutilio, entre otras muy destacadas figuras. Importante resultaría la presencia de dos parejas de baile que hicieron época: Ana Gloria y Rolando, Leonela González y Henry Boyer, dedicadas a las interpretaciones típicas cubanas y clásicas, respectivamente, así como la del maestro Armando Romeu, personaje clave en la dirección orquestal. De inolvidables fueron catalogadas las actuaciones de artistas de gran calibre internacional, como Carmen Miranda, Nat King Cole, Liberace y Pedro Vargas, así como la exhibición por primera vez fuera de París de la entonces recién creada Colección Primavera-Verano 1954 del diseñador Pierre Balmain, quien además de encargarse del montaje, viajó a La Habana para presentar personalmente los diseños.
Luego del triunfo de la Revolución Cubana el 1ro de enero de 1959, el juego fue suprimido y la instalación pasa a manos del Gobierno Revolucionario. Más adelante Tropicana fomenta una escuela de alta cocina, cuya pericia culinaria fuera comprobada en el restaurante de igual nombre, precursor del actual Los Jardines (antigua sala de juegos), y que también fuera llamado Panorámico por la visión tan abarcadora que el cliente consigue del jardín que rodea el lugar. La cafetería es hoy conocida como Café Rodney, recordándose así al gran artista.
Algunos pensaron que el fin del juego era el fin de Tropicana, pero la magia de las superproducciones desbordantes de glamour, sensualidad y colorido, la presencia de cientos de artistas en escena y el frondoso bosque tropical que viera nacer el cabaret hace más de medio siglo, han ratificado que "el paraíso bajo las estrellas" continúa estando en Tropicana, meta obligada y deseada por turistas y visitantes de todos los confines del mundo. Los espectáculos, dignos émulos en cuanto a concepción y lujo de los que se exhiben en Las Vegas y el Lido de París, continuaron su estela de éxitos con títulos como Los romanos eran así, Almanaque, Carnaval de Lecuona, Tropicana canta y baila para usted, Brindis por Tropicana y Tropicana: la gloria eres tú, que marcaron la consagración de la vedette Leticia Herrera y los primeros bailarines Nancy Elena Ramírez, Lupe Guzmán, Mery y Ketty Salazar, Armando y Alberto Pérez, así como Fernando Valdés, inequívocos símbolos del Tropicana contemporáneo, junto a pilares de la música popular cubana, cuyos personalísimos estilos también han suscitado calurosos aplausos en la arena del "paraíso bajo las estrellas", tal es el caso de Elena Burque, Omara Portuondo, Farah María y Los Papines, siempre bajo las órdenes de prestigiosos directores como Joaquín M. Condall, Amaury Pérez, Tomás Morales y Santiago Alfonso. Durante esta etapa Tropicana ha sido también testigo de las actuaciones de populares artistas extranjeros como Norma Duval, Alejandra Guzmán y el salsero Cheo Feliciano.
Al mismo tiempo, las presentaciones de Tropicana han sido aclamadas en todo el mundo. Plazas tan disímiles como el Royal Albert Hall de Londres, Sporting Club de Montecarlo (Mónaco), Friedrichstadt Palace (Berlin) y el Beacon Theatre (Broadway, New York), constituyen una prueba irrefutable. Otro tanto ocurriría cuando en 1992 el estelar espacio de la televisión mexicana La movida fuera trasmitido a todo Hispanoamérica desde ese bosque encantado que para muchos es el cabaret Tropicana.En ese mismo año Tropicana fue distinguido por la Academia Norteamericana de la Industria de Restaurantes con el codiciado premio Best of the Best Five Star Diamond. Un tiempo después, a propósito de celebrarse el aniversario 55 del lugar (diciembre de 1994), es entregado por primera vez el trofeo homónimo, consistente en una pequeña réplica de la Ballerina, esculpida por Rita Longa, siendo otorgado a personalidades artísticas vinculadas al cabaret.
En el verano de 1996, Tropicana evidenció una vez más sus múltiples posibilidades artísticas, pues la versátil diseñadora de modas japonesa Junko Koshino presentó en el Salón Bajo las Estrellas su fashion show, ocasión para la que requirió el aporte coreográfico del maestro Santiago Alfonso, quien imprimió dinamismo y originalidad al desfile, poniendo a prueba el profesionalismo del elenco del cabaret, protagonista por una noche de la inusual pasarela. Meses después, el "paraíso bajo las estrellas" ratificó su categoría como marco de lujo para la que, en opinión de muchos, ha sido la más fastuosa celebración efectuada en La Habana después de 1959: la velada que la prestigiosa casa cubana Habana S.A. ofreciera en ocasión de cumplirse treinta años de la creación de sus reconocidos puros Cohíba.
El cabaret Tropicana fue seleccionado entre las veinte localizaciones desde donde los consorcios televisivos norteamericanos ABC y CNN trasmitieron en directo a todo el mundo la despedida del siglo XX, también ha sido declarado Monumento Nacional.
Tropicana es Cuba, su noche y sus palmas; es "un himno al amor y a la vida; es canción poesía...".
Referencias:
* Bolitero: Jugador de bolita (lotería extraoficial que poseía billetes propios y se premiaba con los mismos números del sorteo oficial).
** José Manuel, Meme Solís (fragmento de la canción "Tropicana de Cuba")

1. Revista Arquitectura, Colegio Nacional de Arquitectos. Año XXII, No.246, La Habana, enero de 1954 (pág.17).
2. Segre, Roberto. Arquitectura y Urbanismo de la Revolución Cubana. Editorial Pueblo y Educación, 1989 (pág.19)
3. Revista Show, La Habana, mayo de 1955.



Los Papines - Recoje la ropa y vete (VIDEO 2014)

Los Papines

Los Papines en vivo desde el Cabaret Tropicana, tocan el tema "Recoje la ropa y vete":



                                          



Share